lunes, 25 de octubre de 2010

¿EXISTE UNA OPERACIÓN IDEAL PARA TODOS LOS OBESOS?

Es una pregunta muy interesante y a la vez muy amena para contestar.
Se deben de tener en cuenta varios aspectos que pasamos a detallar:

- Pensar en el resultado que se desea obtener a corto y a largo plazo
- Evaluar el riesgo que asume el paciente para conseguir el resultado deseado
- Considerar el tiempo del que se dispone para efectuar el acto quirúrgico
- Determinar cual es el nivel de compromiso y como es que el paciente va a colaborar luego del cambio que se efectuará en su tubo digestivo.

Sabemos por estudios de medicina basada en evidencia que los mejores reslutados en las cirugías de obesidad se obtienen de las técnicas mixtas, es decir de aquellas operaciones en donde se ejecutan los dos principios en los que se basa la cirugía bariátrica; de una lado se hace algún tipo de componente restrictivo y de otro lado se realiza algún procedimiento que produzca mala absorción por medio de la exclusión de asas intestinales.

Cuando se habla de restricción se menciona cuanto se va a achicar el estómago o bolsa gástrica, hay algunos procedimientos que dejan una bolsa sumamente pequeña (40 centímetros cúbicos) y hay otros que dejan una bolsa algo más grande con capacidad de almacenar hasta 200 centímetros cúbicos. En lo que concierne a la exclusión de una parte del tubo digestivo, para un mejor entendimiento del lector, preferimos utilizar el término de cuánto de asa alimenticia se va a preservar, osea cuanto de capacidad de absorción va a tener el paciente luego de la modificación en su tubo digestivo.




Para responder a la pregunta planteada al inicio, hay que tener en cuenta dos aspectos importantes; el primero sobre todo es un correcto entendimiento de que todos tenemos longitudes diferentes en el tubo digestivo y que ninguna persona es igual a la otra por lo que la oscilación del tamaños varía entre 4 a 7 metros de asas delgadas intestinales. Lo recalcamos puesto que con esa base biológica científica se entiende el porqué en algunos pacientes se va a obtener un mejor resultado que en otros.

El siguiente punto importante que contribuye a obtener mejores resultados es que hay pacientes que colaboran mejor que otros sobre la dieta que deben de seguir y que acuden a sus controles de manera regular permitiendo ser evaluados de forma constante para poder subsanar, en caso se presentara, cualquier incoveniente de manera oportuna.


Para aquellos pacientes que desean tener mínimos riesgo en este tipo de cirugía, con la obtención de una baja de peso considerable en el corto tiempo pero con la posibilidad de reganancia de peso a largo plazo: Una manga gástrica es la técnica de elección.

Para el caso de un paciente que desea tener bastante baja de peso al corto y largo plazo con mínima posibilidad de reganancia de peso el tiempo, un procedimiento mixto como bypass gástrico o switch duodenal es la más recomendable a pesar de que existe un riesgo mayor.


Estos temas se conversan, se explican y se deciden personal y conjuntamente con el paciente en la consulta antes de ser operados.