Alimentación luego de cirugía

Es vital siempre recordar que la operación a efectuar solo es una herramienta que ayuda a cambiar el peso y que el tratamiento en estos casos solo empieza después de la cirugía. Siempre después de un procedimiento quirúrgico de cirugía abdominal se debe seguir al pie de la letra las indicaciones del médico tratante para los controles de evaluación postquirúrgica en determinados momentos y seguir un tipo de alimentación específico, variables dependiendo del tipo de cirugía al que se somete un paciente.


En el caso de la Manga Gástrica, se restringe la capacidad de la bolsa gástrica, la dieta debe ser muy estricta generalmente después de 4 semanas el paciente podrá recién comer casi de todo pero en volúmenes menores.

Si el paciente es sometido a un By-pass Gástrico, el paciente debe mantener una dieta muy controlada durante el primer mes y deberá tomar poli vitamínicos con minerales por un tiempo en algunos casos un año, a veces por el resto de la vida y en ocasiones es necesario el uso de batidos nutricionales adicionales. Generalmente después de 2 meses el paciente está en capacidad de ingerir casi todo a lo que estaba acostumbrado a comer pero en menor volumen. Los pacientes además requieren exámenes auxiliares de laboratorio cada cierto tiempo así como el control médico respectivo.


En caso sea sometido a un Switch Duodenal, se requiere un seguimiento muy cercano al principio hasta el primer mes y luego cada 3 meses con exámenes auxiliares a realizar en cada control. Los controles duran hasta los 18 meses para luego ser controlados anualmente. Inicialmente siguen una dieta muy parecida a los pacientes con Manga Gástrica y generalmente después de 2 meses pueden ingerir todo tipo de alimentos en menor volumen y deberán recibir batidos nutricionales como suplementos a la dieta desde el primer mes de operado. Estos pacientes deberán tomar poli vitamínicos durante toda su vida.

La actividad física varía mucho si el procedimiento se ha efectuado por laparoscopía o por cirugía convencional generalmente es más rápida la recuperación cuando se hace el procedimiento por vía laparoscópica ya que es mínimamente invasiva. Así como también depende de las condiciones del paciente antes de realizar el acto quirúrgico.

¿Cuando pueden regresar a su vida laboral?

En caso no existan complicaciones se puede regresar a trabajar después de cirugía laparoscópica a las 2 semanas, en ocasiones antes pero no a tiempo completo. Si es por cirugía convencional se prefiere que retornen a trabajar después de 3 semanas. Los ejercicios físicos están recomendados después de los 2 meses para todos los casos, salvo que los ejercicios sean muy suaves, pues los cambios metabólicos que suceden después de la cirugía podrían ocasionar algún malestar.